CODIGO ROJO

REDACCIÓN

*Asesinan a dos hombres, uno de ellos iba acompañado de su pequeña hija quien en el ataque al parecer de su padre, resultó también herida

ZACATECAS CAPITAL

Los ataques violentos de los miembros de los diferentes círculos del crimen organizado, cada vez son más crueles, bestiales, inhumanos, brutales, feroces, sin respeto a la vida de nadie, cualquiera que sea su edad.

Hoy al filo de las 9 de la noche, un hombre que caminaba con su pequeña hija que llevaba sujetada de su mano, por las calles del Fraccionamiento Lomas Bizantinas, de la capital zacatecana, fue baleado sin piedad, por un grupo de facinerosos y criminales, dejando al hombre y a su pequeña hija heridos de gravedad.

Las primeras investigaciones, señalan que el hombre baleado, había pertenecido al grupo policiaco de proximidad, sin embargo, fue uno de los 15 policías de esa corporación que causaron baja por no haber aprobado los exámenes de control de confianza.

Más tarde, llegó la ambulancia para dar atención médica a los heridos, sin embargo, las heridas recibidas por el que era conocido como comandante de sección, Vazco, no supero las mortales heridas causadas con armas de grueso calibre y falleció al poco tiempo de estarle aplicando los primeros auxilios.

Por su parte, la pequeña niña, afortunadamente fue atendida debidamente y se encuentra, fuera de peligro, sin embargo, las heridas recibidas se consideraron como graves.

MUNICIPIO DE GUADALUPEEL PELIGRO Y LA INSEGURIDAD EN EL MUNICIPIO DE GUADALUPE ES UNA REALIDAD, QUE SU PRESIDENTE MUNICIPAL NO QUIERE RECONOCER, AL AFIRMAR QUE NO SE TRATA DE GRUPOS CRIMINALES, SINO DE DELINCUENTES COMUNES. LO CIERTO ES QUE ESTE MUNICIPIO SE EMPIEZA A CONVERTIR EN EL PRIMER LUGAR DE ASESINATOS

Hoy casi a la misma hora del ataque sufrido por el ex policía de proximidad, en el municipio de Guadalupe, en la calle 23 de Julio, en la colonia Tierra y Libertad segunda sección, tirotearon a un hombre con armas de grueso calibre, dejándolo tirado en el suelo.

Al llegar los primeros auxilios todavía lo encontraron con vida, sin embargo, la gravedad de sus heridas no le permitieron sobrevivir y al poco tiempo pereció al estar recibiendo atención médica.

De los hechos, como ya es costumbre, nada se sabe de los agresores, ni del primer caso, en Zacatecas ni en el segundo, cometido en el municipio de Guadalupe.