AVIÓN MILITAR CON 92 PASAJEROS SE ESTRELLA EN FILIPINAS Y DEJA AL MENOS 45 MUERTOSEL

MANILA. Un avión C-130 de la fuerza aérea filipina que transportaba tropas asignadas para combatir a milicianos musulmanes se estrelló y prendió en llamas cuando intentaba aterrizar. Al menos 42 militares a bordo y tres civiles en tierra murieron en uno de los peores desastres en la historia de la fuerza aérea.

Por lo menos 49 soldados fueron rescatados con lesiones y sobrevivieron al ardiente accidente en una zona de cocoteros en la periferia del aeropuerto de Jolo, en la provincia Sulu, incluida una persona que intentó brincar de la aeronave antes de que estallara y terminara cubierta en llamas, informaron funcionarios del ejército. Tres de los seis aldeanos que fueron alcanzados por la aeronave en el suelo fallecieron.

En la aeronave viajaban 96 personas, incluidos tres pilotos y cinco tripulantes. El resto eran personal militar. Los pilotos sobrevivieron, aunque con lesiones graves. Los militares dijeron que cinco soldados seguían desaparecidos al anochecer.

El avión C-130 Hercules de Lockheed fue uno de dos antiguos aviones de la Fuerza Aérea estadounidense entregados el año pasado a Filipinas como asistencia militar.

Inicialmente, la aeronave despegó de Manila con sólo unos cuantos pasajeros a bordo, incluido el general del ejército de dos estrellas, Romeo Brawner Jr., quien descendió con su esposa y tres hijos en la ciudad Cagayán de Oro, en donde el lunes tiene programado ocupar el puesto de comandante militar regional. Las tropas subieron al C-130 en Cagayán de Oro para dirigirse a Sulu.

Brawner estaba impactado cuando se enteró que el avión en el que acababa de viajar se estrelló. “Estamos muy agradecidos de haber sobrevivido, pero extremadamente tristes de que tantos perdieran la vida”, dijo a The Associated Press.

Las autoridades dijeron que el personal lesionado fue transportado a un hospital en Sulu o a la cercana ciudad de Zamboanga y que las tropas seguían buscando a los desaparecidos. “Según los testigos, se vio a varios soldados saltando de la aeronave antes de que golpeara la tierra, lo que les libró de la explosión provocada por el choque”, afirmó un comunicado militar.