Tras 8 meses de búsqueda, detuvieron ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda y a su hija, Lydy Alejandra Sandoval.

REDACCIÓN

El ex gobernador ya tenía orden de aprehensión y era buscado por los delitos, hasta el momento, de operación con recursos de procedencia ilícita, además de que ciudadanos de Nayarit, buscan que se le imputen otros delitos, como: indebido encarcelamiento, tortura, privación ilegal de la libertad y desaparición forzada.

El exgobernador, quien ya venía siendo rastreado por los diferentes equipos de inteligencia federales, habían llegado a revisar hasta 40 lugares, en donde se sospechaba se podría esconder, Jalisco, Nayarit, Ciudad de México y Nuevo León, sin embargo, todo había resultado infructuoso, hasta que esta madrugada del domingo 6 de junio, se logró su detención junto a su hija, en el municipio de Linares del estado de Nuevo León.

Fuentes federales indicaron que la captura de ex gobernador de Nayarit, se debió al personal de la Fiscalía General de la República, de la Secretaría la Defensa Nacional (Sedena) y de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Sandova, También es investigado por autoridades de México y Estados Unidos por su presunto involucramiento en actividades relacionadas con el tráfico de drogas, secuestro y extorsiones en la entidad que gobernó.

El ex mandatario está acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita, luego de que en 2019 el gobierno de los Estados Unidos lo acusó de tener nexos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En las acciones de inteligencia participaron la Comisión Nacional Antisecuestro (CONASE) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Roberto Sandoval fue señalado como un servidor público que protegía las actividades de diversas organizaciones delictivas en Nayarit y su captura se realizó esta madrugada.

Foto, Cortesía de la Comisión Nacional Antisecuestros