Con grupo de cabezas rapadas, RSP busca evitar fraude electoral en CDMX

Implementarán patrullajes en los focos rojos de las alcaldías donde sus comités reportaron posible compra de votos

Jóvenes con cabeza rapada, vestidos con playeras blancas y de aspecto rudo serán desplegados por Redes Sociales Progresistas (RSP) a la caza de mapaches electorales, a quienes amenazaron con ponerles “en su puta madre” si los sorprenden en la compra de votos o el reparto de despensas.

Sin embargo, el organizador de este grupo, Pedro Pablo Antuñano, descartó que sea un contingente violento, sino cívico, pacífico y que va a interrumpir la mapachería electoral en la ciudad.

Una pista de patinaje en la esquina de Calzada México Tacuba y Circuito Interior fue el escenario para presentar al autodenominado Grupo de Autodefensa Electoral Mastines, integrado por tres unidades de patrullaje ciudadano y civil, cada una formada por 50 militantes.

Su dirigente aseguró que su aspecto no es para intimidar, sino que es una forma de identificarse y que sus miembros fueron reclutados mediante una convocatoria abierta.

No se pudo interrogar a algunos de sus integrantes porque el líder de ese partido en la capital ordenó que no hicieran declaraciones.

Sobre la forma en que han ubicado a las madrigueras de los mapaches, Pedro Pablo Antuñano comentó que son filtraciones de trabajadores de las alcaldías, quienes, afirmó, han sido amenazados con correrlos para que salgan a quitar propaganda de partidos contrarios al gobierno, repartir despensas o llevar a un determinado número de personas a eventos políticos.

Insistió en que los Mastines no son un grupo de choque, sino de disuasión de delitos electorales con el objetivo de impedir los dispositivos aplicados en otros comicios, como el reparto de dinero o despensas, amenazas e intimidaciones.

“Sabemos bien cómo operan los partidos hegemónicos, pero no nos asustan, no nos espantan con sus grupos de golpeadores, sus chequeras y sus tráileres con despensas, los vamos a enfrentar con la ley en la mano, vamos a cercar esos puntos de mapaches y vamos a seguir actuando apegados a la ley”, dijo.

Advirtió que irán tras los mapaches de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, y de la Revolución Democrática, directos a sus casas pues es un grupo de autodefensa electoral y los Mastines no están diseñados para andar en las calles.

“Somos (RSP) un partido de izquierda progresista, que somos antifascista y las cabezas rapadas no tienen nada que ver con la ultra derecha, somos un grupo de autodefensa electoral y es un esquema de identidad, de la legalidad en defensa del voto en el país”, subrayó Antuñano.

Acusó a los partidos rivales de ensuciar la Ciudad de México, de rebasar los gastos de campaña y no contentos con eso, denunció, que han retirado la propaganda de los institutos políticos que no son afines al gobierno.

A la caza

Los focos rojos en los cuales este grupo de autodefensas simpatizantes de RSP va operar son distritos electorales de las alcaldías Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Xochimilco y Tláhuac, pero en estos momentos están preparando un atlas de riesgo electoral.

No irán tras los ciudadanos que acudan a las casillas ni tendrán interacción con ellos. Aunque su slogan es «si te vemos comprando votos o dando despensas te ponemos en tu puta madre», únicamente realizarán un cerco pacífico, luego los Mastines llamarán a los abogados del partido y las autoridades para que tomen cartas en el asunto.

En el caso de Redes Sociales Progresistas se han interpuesto tres denuncias ante la fiscalía general de Justicia (FGJ) por lesiones y amenazas, además de una serie de denuncias ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) por el uso de recursos públicos y programas sociales para coaccionar el voto.